Imprimir
PDF

El tema de la sociedad civil y su participación

 

Varios autores piensan que la “devolución” de las funciones estatales a la sociedad civil servirá para revitalizar el ideal democrático. Se aboga por institucionalizar los espacios de participación para que se conviertan en espacios deliberativos, que permitan la formación de opinión y su intercambio para la toma de decisiones. Con optimismo –y no poca ingenuidad- se considera que la democracia constitucional debe encontrar su fundamento, más que en el principio de la separación de poderes, en “el entramado de formaciones sociales, más o menos institucionalizadas, que forman la sociedad civil”.

Quizá estamos en presencia de una visión idealizada del papel relevante que debe desarrollar la sociedad civil como fuente de deliberación para la toma de decisiones y de formación de la opinión pública, a tal punto que -en este contexto- se pone en duda que el abandono de la separación de poderes signifique un colapso para la democracia.